La madre del hombre que mató al policía reconoció que tenía una alteración mental

0
3

Rodrigo Roza estuvo en tratamiento psiquiátrico hasta el comienzo de la pandemia. Murió este martes tras ser herido por el oficial, que también falleció

El hombre que mató al policía tenía problemas psiquiátricos

La madre de Rodrigo Facundo Roza reconoció este martes que su hijo tenía una alteración mental y estuvo en tratamiento hasta marzo. Sin embargo, la mujer aseguró que el lunes, antes del trágico hecho en donde el hombre de 51 años mató al policía, “estaba bien y tranquilo en casa”.

“Cuando me fui a trabajar él estaba bien, se levantó lo mas bien”, dijo la madre de Roza . Quien aseguró además que su hijo estaba en tratamiento psiquátrico hasta antes de la pandemia pero que quería retomarlo. ” Yo le estaba buscando otro psiquiatra pero no había encontrado a uno que lo atienda”, contó la mujer.

Roza vivía a pocas cuadras del lugar donde cometió el crimen, en un edificio de la calle Salguero junto a su madre. Durante muchos años vivió en Canadá. “Estudio cuatro años en psicología, tiene la ciudadanía canadiense, es más canadiense que argentino, adora las montalas, la limpieza”, manifestó la madre.

Dentro de la mochila, Roza llevaba una serie de elementos que llamaron la atención, además de la hoja afilada suelta envuelta en papel rojo con la que mató al efectivo. Con su sangre todavía en el pavimento, los efectivos que acudieron a la escena después de que todo había terminado se encontraron entre sus pertenencias con lo que parecía ser un arma de fuego con la forma de un pistolón del siglo XVII, varias cruces, estampas de distintos santos, un teléfono de línea, revistas religiosas y un atrapasueños, además de una vieja revista de decoración.

Roza murió minutos antes de las 4 este martes a causa de las heridas de bala recibidas en una de sus piernas y en el abdomen durante el enfrentamiento con la víctima, el inspector Juan Roldán. Según las fuentes, los disparos le comprometieron el hígado, el bazo y el tracto intestinal.

El caso

Todo ocurrió este lunes por la tarde sobre la avenida Figueroa Alcorta al 3300, a pocos metros del Malba y de la clínica Mater Dei. Sucedió a plena luz del día y a la vista de un grupo de gente que tomaba algo en la vereda de un bar. La violenta secuencia quedó registrada por varias cámaras de seguridad ubicadas en la esquina donde pasó todo.

En las imágenes se observa cómo el asesino primero se para al lado de dos clientes de un bar y empieza a gritar frases incoherentes mientras esgrimía un cuchillo que llevaba oculto en su mochila, lo que obligó a la intervención de dos efectivos de la Policía Federal. Uno de ellos, el inspector Roldán.

Los efectivos lo seguían: Roza se había presentado puñal en mano a las puertas del Cuerpo de Policía Montada, donde Roldán actuaba como oficial de guardia. “A ver quién quiere morir ahora”, le escucharon gritar.

De repente, Roza tomó el cuchillo que cargaba en su mochila y comenzó a atacar a los policías. Roldán efectuó algunos tiros al ver que el hombre no cesaba en su intento de herirlo. Según lo que se observa, el inspector disparó hacia el piso y las piernas del atacante para tratar de evitar causarle un daño mayor a él y al resto de personas que observaban la escena. Fue en el medio de toda esa secuencia que Roza llegó a asestarle cuatro puñaladas: una ingresó al corazón.

Dejanos tu comentario