River fue goleado por Palmeiras y su futuro en la Copa Libertadores depende de un milagro

0
2

El Millonario cayó por 3 a 0 como local con goles de Rony, Luiz Adriano y Matías Viña. Además sufrió la expulsión de Jorge Carrascal. El martes 12 jugará la revancha en Brasil, sin margen de error.

River 0 Palmeiras 3

River, finalista de las últimas dos ediciones de la Copa Libertadores de América, perdió 3 a 0 ante Palmeiras como local en la ida de la semifinal de la Copa Libertadores, torneo en el que su futuro depende de un milagro.

El partido, en el que los brasileños golpearon en momentos clave por sus propias virtudes, tuvo además el complemento de errores groseros de River, primero con la acción de Armani que propició el primer gol de la visita, y luego con la expulsión de Jorge Carrascal que permitió sentenciar el marcador.

El conjunto brasileño logró el gol de la ventaja inicial a los 26 minutos del primer tiempo y luego de un error de Franco Armani, quien rechazó con los pies una pelota que podía tomar con las manos sin inconvenientes porque no había rivales que lo presionaran y terminó propiciando el remate de Rony que no pudo contener.

Impactado por lo inesperado del golpe, River se desarmó y evidenció su desorientación. Si no quedó rápidamente abajo por dos goles fue por un offside que invalidó lo que era gol de Gustavo Scarpa a los 38, quien se metió entre los centrales y definía ante la salida de Armani, lo que provocó el reto de Gallardo desde el banco para Pinola.

Y aunque tuvo opciones para establecer el empate, el equipo argentino sufrió por su falta de puntería. Suárez y Borré tras un centro magistral de Carrascal. Lo perdió Nacho Fernández, con un tiro libre que dio en el travesaño, y así se escurrió el primer tiempo, con la ventaja del equipo brasileño y la sensación de que el resultado no era justo con el desarrollo del partido.

Ya en el complemento, apenas comenzado, una secuencia calcada a la jugada de Tevez que terminó con el gol de Villa en el Superclásico, sólo que esta vez la jugada fue de un solo futbolista. La tomó Luiz Adriano frente a la marca pegadiza de Robert Rojas y el delantero sacó ventaja de su marcador, sobre el que giró para quedar de cara al arco de Armani, ante quien definió tras una corrida que tenía forma de gol apenas el brasileño se dio vuelta.

Iban 14 minutos del complemento y el golpe de KO llegó por una acción de Jorge Carrascal, que vio la roja por una violenta acción contra un rival que fue expulsión para el colombiano y tiro libre para los brasileños. Y de esa pelota parada vino el tercer gol, de los pies de Matías Viña, a los 17 minutos de la segunda etapa.

River perdió 0-3, no podrá contar con Jorge Carrascal para la vuelta y quedó más complicado que nunca en esta Copa Libertadores de América.

La vuelta se disputará el próximo martes 12 en el estadio Allianz Parque de San Pablo y el ganador se clasificará a la gran final única del sábado 30 de enero en el Maracaná de Río de Janeiro.

Dejanos tu comentario